Hace más de un año que Eva Bargiela (22) trabaja como “azafata” de Guido Kaczka en las distintas versiones de A todo o nada, y mantiene sus semanas con ocupación full full en Buenos Aires.

La protagonista saltó a la fama por su resonante noviazgo con el diputado nacional por la provincia de Buenos Aires Facundo Moyano (32).

Si bien trabaja como modelo desde los 14 años, y comenzó nada menos que bajo el ala de Ricardo Piñeiro, Bargiela además se graduó con sólo 22 años como licenciada en Marketing. La joven habló con el portal Ciudad.com durante sus vacaciones en Pinamar.

-Vamos al grano… 

-Dale, jaja.

-¿Por qué tardaron tanto tiempo en blanquear el noviazgo?

-¡Nunca blanqueamos nada porque nunca escondimos nada! Somos dos personas normales y nunca sentimos que había que blanqueárselo a alguien, más allá de nuestros amigos, la familia y esas personas. Desde el primer momento en que empezamos a salir, siempre hicimos vida normal, salimos a lugares comunes, nunca fue un secreto. Pasa que dicen que “blanqueamos” por el hecho de que nos sacaron fotos.

-¿Cómo conociste al diputado Moyano?

-¡Yo ni sabía quién era cuando lo conocí, no lo tenía ni de cara! Fuimos a cenar una noche con amigos, en grupo. Ahí me dijeron que iba a venir Facundo Moyano y lo primero que dije fue “qué aburrido”, porque me sonaba que era político. Pensé que era viejo. Pero cuando llegó, dije “¡qué fachero!”. Buena onda, pero nada. Esto habrá sido a comienzos de 2016… Buena onda en la cena, hablamos, pero como amigos.

-¿Cómo siguió el coqueteo?

-Después, pasó un tiempo… hasta que empezamos a salir formalmente por septiembre de 2016. A mi me dijeron que el encuentro en la cena fue de casualidad, así que me quedo con eso.

-¿Te trajo más trabajo el ser más conocida por tu noviazgo con Facundo Moyano?

-No, la verdad que no. Al trabajar hace tanto tiempo, ya conocía a muchos productores. Además, tampoco quise sacar provecho de eso, no me gustaría ser conocida por ser “la novia de”. Entonces, todas las veces que me llamaron de todo tipo de programas y revistas por el tema de Susana Giménez con Facundo, preferí mantenerme al margen. Tal vez, si hubiese accedido a eso, sí me hubiera traído más trabajo. A mí me sirve que me conozcan, pero no voy a salir a hablar o decir algo polémico. Prefiero que me conozcan por mi trabajo.