Empezó hablando de una relación fallida con Fede Hoppe, quizás más mediática que amorosa, y terminó dando detalles de una situación que bien podría ser de película, si no fuera tan triste como cierta…

“Viví un 2016 muy intenso a nivel personal, y (con Hoppe) no estábamos para arrancar nada”, arranco excusándose Rocío Robles, invitada este sábado al programa Tarde Xtra, de C5N.

Y entonces se explayó sobre lo acontecido 26 años atrás, en Rosario. “Cuando mi hermana nació le hicieron el test de APGAR para ver si funcionaban todos los órganos: le dio 9 sobre 10, el máximo -explicó la modelo-. Pero de un momento para otro las enfermeras se la llevan, y después le entregan a mi mamá un cuerpo en formol. Raro… porque el cuerpo lo ponen en formol cuando tienen que conservarlo. Y le dijeron que tenía espina bífida (una malformación congénita que provoca el cierre incompleto de las últimas vértebras). Fue todo muy raro”.

Rocío habla de un “fallecimiento medio dudoso”, que llevó a que su familia iniciara un juicio contra la provincia de Santa Fe. Luego de mucho tiempo, la Justicia falló a favor de los Robles y hubo una indemnización. “Pero a la otra parte le concedieron el beneficio de la duda”, lamenta la bailarina de ShowMatch.

Pese a los años transcurridos (lo dicho: hoy su hermana tendría 26 años), su familia quiso despejar cualquier certeza, justamente.

“Dentro de quince días vamos a hacer un ADN para ver si los restos que nos entregaron son en verdad de mi hermana, o si hubo un robo de bebés. Es muy terrible”, advierte Rocío, quien asegura que lo único que buscan es “saber la verdad”.

Comentarios

Comentarios