Ricardo Centurión fue filmado por las cámaras de seguridad del hotel Costa Galana de Mar del Plata en el que Boca Juniors se hospedó antes del superclásico del 28 de enero, en una actitud violenta.

En el video, de unos 40 segundos de duración, el delantero se muestra enfadado en el pasillo de uno de los pisos del lugar y tiene que ser detenido a la fuerza por sus compañeros Santiago Vergini, Pablo Pérez y Darío Benedetto.

Con el paso de las horas, ya se observan las primeras consecuencias. “Las imágenes que circulan de Centurion en el Costa Galana fueron filtradas por un empleado del hotel que ya fue despedido” aseguró el periodista de ESPN, Diego Monroig

Allegados al futbolista, desmintieron que estuviera alcoholizado y confirmaron que alguien lo increpó en el hotel, lo que generó la reacción.