Con la cámara de un celular registraron el momento en el que un fantasma deambulaba por la cárcel de máxima seguridad de Campo Grande en el estado de Río de Janeiro.

En ese lugar, tiempo atrás se implementaba la pena de muerte, y los detenidos afirman que se trataría de un hombre que fue ejecutado.

La sombra fue tan creíble que se activó la alarma entre los guardias de seguridad: desplegaron un operativo por creer que un preso estaba escapando.

Comentarios

Comentarios