insaurralde y silva

Juan Manuel Insaulrralde y Jonathan Silva protagonizaron esta mañana un bochornoso espectáculo, cuando se trenzaron a piñas durante el entrenamiento de Boca.

Los futbolistas, que en la práctica formaban parte del mismo equipo, tuvieron que ser separados por sus compañeros luego de agarrarse a trompadas.

Furioso, Guillermo Barros Schelotto los echó del entrenamiento, los mandó al vestuario y le pidió que “no vuelvan”.

En medio de las especulaciones sobre las posibles sanciones, los futbolistas se presentaron juntos a la sala de conferencia de prensa Xeneize para pedir disculpas y tratar de aclarar la situación.

El Chaco fue el primero que tomó la palabra y se responsabilizó por lo sucedido: “Quiero pedir disculpas. No estuvo bien lo que hice. Fueron dos segundos de calentura”.

Por su parte, Silva también se quiso hacer cargo del hecho y se sumó al pedido de disculpas de su compañero.

“No se va a volver a repetir”, sentenció el defensor central.

Comentarios

Comentarios