Uno de los jugadores mejores pagados del mundo vive su peor momento en su carrera futbolística. En febrero del año pasado, Hebei China Fortune compró a Ezequiel Lavezzi por 5.5 millones de euros y dio el golpe del mercado con uno de las compras más prometedoras.

Un dato a tener en cuenta: su salida del PSG de Francia se debió también a que no tenía demasiada continuidad.

Sin embargo, los resultados no fueron los esperados porque el ‘Pocho’ pudo jugar solamente diez partidos en los primeros seis meses y luego quedó al margen por la fractura del brazo derecho sufrida en la semifinal de la Copa América Centenario en los Estados Unidos.

Lavezzi debutó en China el 4 de marzo contra Guangzhou R&F en la victoria de su equipo por 2-1 y jugó el último partido el 22 de mayo, también con victoria del Hebei por 1-0 contra el Yanbian Funde.

Durante el segundo semestre del año hizo su recuperación en la Argentina y fue convocado por Edgardo Bauza para los partidos contra Brasil y Colombia, aunque no jugó.

Aquel llamado generó polémica ya que no estaba para jugar según el DT de la selección. El jugador ha recibido más de 24 millones por 775 minutos en cancha, lo que equivale a más de treinta mil euros por minuto, según los últimos reportes del club chino.

Por el momento, el delantero está lejos de consolidar su carrera en el equipo dirigido por el chileno Manuel Pellegrini.

Te puede interesar: