En la ciudad de Encarnación, en México, un toro que irrumpió inesperadamente en el estadio generó un inesperado tumulto en la corrida que allí tenía lugar.

El espectáculo de tauromaquia iba a ser protagonizado por un torode nombre Primoroso, que unos segundos después de salir a escena, fue “opacado” por un segundo toro que aterrorizó a todos los espectadores, especialmente, a los más próximos a la plaza.

Inolvidable, tal el nombre del “invitado” de la tarde, irrumpió a escena por un lugar prohibido. Incluso, atravesó una de las maderas que protegen el escenario de la plaza, lo cual produjo espasmos, gritos y desesperación en quienes se encontraban próximos al animal.

Afortunadamente, nadie salió herido y tan sólo quedará como una anécdota que ninguno de los espectadores jamás olvidará.

Comentarios

Comentarios