Según informaron desde la Sub DDI de Olavarría, durante estos últimos días se han registrado muchos intentos de estafa a diferentes vecinos de la vecina ciudad, por lo que lanzaron una alerta. Generalmente, según manifestaron, suelen darse a la madrugada. 

Después de varios intentos de estafas virtuales registrados en los últimos días en Olavarría, desde la Sub DDI local decidieron lanzar una alerta para evitar futuras víctimas.

De esta manera, los efectivos de la fuerza advirtieron que las modalidades más frecuentes son los secuestros extorsivos virtuales y el famoso “cuento del tío”, tanto en desde lo “presencial” como a partir de comunicación telefónica.

Con respecto a los secuestros virtuales, desde la Sub DDI revindicaron que se trata de “llamadas telefónicas a ciudadanos a quienes mediante engaño se les intenta hacer creer que un familiar está siendo secuestrado o robado”, situación que los delincuentes aprovechan para pedir dinero a las víctimas.

“Generalmente, los llamantes amenazan con  atentar contra la integridad física o la vida de la persona que supuestamente se encuentra secuestrada si quien atiende no hace entrega de una suma dinero en forma inmediata. La mayoría de las veces, exigen que la misma sea depositada en un lugar determinado en inmediaciones del domicilio”, declaró un referente de la Fuerza, quien revindicó que la principal estrategia de los delincuentes es, justamente, “jugar con el nerviosismo de las víctimas y utilizarlo para seguir adelante con el ilícito”.

Aparte de eso, explicó que en algunos casos se han reportado amenazas a la propia persona receptora del llamado, “diciéndole que la tienen vigilada e intimidándola para que entregue dinero”.

Por otro lado, la modalidad del “Cuento del tío” -por lo menos en su modalidad telefónica- consiste en decir a la víctima que  fue beneficiario de algún tipo de ayuda económica por parte del Estado”, generalmente haciéndose pasar por un representantes de una entidad bancaria, y “solicitar a la víctima que, sin cortar la comunicación se dirija a un cajero donde le dirán como concretar el recibo de dinero”.

Una vez allí, sin embargo, “conducen a la persona mediante instrucciones engañosas a realizar una transferencia bancaria a otra cuenta, o incluso solicitar préstamos a través de los datos bancarios obtenidos de la víctima”.

“Es muy importante no brindar ningún tipo de datos personales, ni bancarios, ni relacionados a tarjetas de crédito o débito a desconocidos, ya que dicha información puede ser utilizada para llevar adelante estos tipos de defraudaciones”, comentaron desde el organismo.

Esta última modalidad de estafa, de todas maneras, no sólo se ha registrado en “modalidad virtual”, sino que también se han dado muchos casos en donde los vecinos han recibido la visita de los estafadores, siempre haciéndose pasar por representantes de diversas entidades bancarias o del Estado.

“En el común de las veces, una persona se acerca a la víctima con alguna supuesta situación de necesidad, por la que invoca la intención a que la ayuden, y cuando logran acceder a los domicilios se concreta la estafa. En ese momento es donde roban los datos personales necesarios o, lisa y llanamente, se hacen de elementos de valor o dinero de los propietarios”, precisaron desde la Sub DDI.

“Algunas veces dicha maniobra prevé la participación de terceros que se acoplan a la escena y logran, mediante la homogenización del discurso, el total convencimiento de la situación, para lograr que la víctima invite a su domicilio a dichos sujetos y luego, en algún descuido del dueño o dueña de la casa, hacerse de pertenencias de valor”, manifestaron.

Como una de las mayores medidas preventivas de cara a estas diferentes modalidades de estafas, los efectivos de la fuerza recomendaron no brindar ningún tipo de dato personal y, en caso de que se trate de una llamada telefónica, cortar la comunicación y dar aviso al servicio de emergencias 911.

Fuente: infoeme

Comentarios

Comentarios