La justicia provincial determinó que existe contaminación en el río de Bahía Blanca y condenó a las empresas del Polo Petroquímico, al Consorcio del Puerto, a la Municipalidad y a la Provincia.

El fallo de la justicia provincial establece que existe un perjuicio ambiental del estuario y que se deberá generar un fondo de 20 millones de pesos por daño moral colectivo, y presentar planes de remediación y control, así como también modificar los parámetros de monitoreo. Entre las empresas responsables se encuentran ABSA, DOW, PROFETIL, MESA, CARGILL, PBB POLISUR, SOLVAY, PETROBRAS y TRANSPORTADORA DE GAS DEL SUR.

El juez contencioso administrativo, Agustín López Coppola, señaló: “Encuentro probado que la variedad del material contaminante existente en el Estuario de Bahía Blanca en su conjunto ha provocado un daño ambiental”. La presentación judicial fue hecha por pescadores artesanales hace 12 años.

Estudios de análisis del agua, que hizo el Comité Técnico Ejecutivo, el Conicet y OPDS, detectaron metales pesados que en algunos casos superan los límites de la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) y los parámetros establecidos en el Dec. 831/93 y Res. 336/03 de la Autoridad del Agua. También herbicidas, pesticidas, fertilizantes y otros desechos clandestinos.

Incluso, un informe de la Facultad de Agronomía de la UBA advirtió que “el nivel de bioacumulación en hígado, branquias y músculo” en ciertos peces “conlleva a pensar que el nivel de acción antrópica sobre el sistema está afectando seriamente el mismo”.

Comentarios

Comentarios