Pringlenses crean prototipo de respirador artificial casero

Marcelo y Joaquín Burón, se encuentran en pleno proceso de creación de un respirador artificial casero, para apoyar el combate al COVID-19. Ya hicieron un prototipo, y realizan las mediciones correspondientes. Aclaran que no hay que crear falsas expectativas, ya que aún no es funcional.

Con un prototipo y comenzando a hacer las primeras mediciones para luego poder ajustarse a las normas correspondientes para su utilización, dos pringlenses crearon un respirador artificial casero para apoyar el combate al COVID-19 (coronavirus).

Se trata de Marcelo y Joaquín Burón (padre e hijo), quienes comenzaron con esta iniciativa para poder ayudar cuando los respiradores se necesiten. Aunque aclaran: “no hay que crear falsas expectativas, esto es sólo un prototipo y aun no es funcional”.

“Nos llamaron dos médicos locales, y nos ofrecieron comenzar a ver el tema de hacer un respirador casero. Así que nos pusimos a investigar, leer lo que estaban haciendo en otros países y pedimos una bolsa de resucitación para comenzar a hacer pruebas” detalló Joaquín.

Joaquín es estudiante de Diseño Industrial, carrera en la que empezaría el tercer año de Universidad, y Marcelo es Ingeniero Electrónico. “Trabajamos juntos desde que yo tengo 14 años” comentó el joven.

“Lo que tenemos ahora es un prototipo para hacer las mediciones de regulación del aire y presión, que se necesitan para estar de acuerdo a las normas. La idea, después de hacer estas pruebas, es verificar que todo funcione bien y poder dar paso a la fabricación del respirador” indicó el pringlense.

“Necesitábamos un motor para las pruebas, mucha gente se comunicó con nosotros y lo conseguimos. Remarcar que esto es solo un prototipo para mediciones, junto con mi primo luego comenzaríamos a hacer los respiradores si todo funciona correctamente”.

El prototipo utilizado esta fabricado en madera, pero -según dijo el propio Joaquín- es totalmente diferente a lo que se tiene pensado hacer.

En un futuro, superadas las pruebas del prototipo y consiguiendo la aprobación del respirador correspondiente, su fabricación podría hacerse de manera industrializada.

“Haciéndolo en chapa, disponiendo de todos los elementos que se necesitan y los equipos de CNC con medidas y programaciones adecuadas, hasta se podría armar uno o dos respiradores por día” finalizó.

Fuente: elorden

Comments

comments