Graciela Ocaña presentó un amparo para evitar que el Gobierno pague por la rescisión del FPT
Graciela Ocaña presentó un amparo para evitar que el Gobierno pague por la rescisión del FPT

H1Oub-Ctx_930x525

Aún cuando parece encaminarse a una solución, el fútbol argentino nunca está exento de problemas. Este viernes asomaba como un día de respuestas pero rápidamente se llenó de incertidumbre. La Asamblea de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que debía comenzar a las 15 en Ezeiza, se demoró por diferencias entre emisarios de FIFA y Conmebol con la dirigencia del fútbol nacional acerca de la versión final del nuevo Estatuto.

Pero si esto no fuera poco, otra noticia genera más sombras sobre el futuro del fútbol argentino: la diputada Graciela Ocaña presentó un recurso de amparo por la rescisión del Fútbol Para Todos, sin cuyo dinero la pelota no podrá comenzar a rodar.

“Presenté un amparo ante la jueza Servini porque hay supuestos acuerdos en la rescisión. Ese dinero no hay que dárselo a los grandes clubes porque ese dinero es de la gente”, aseguró este viernes la legisladora por Radio La Red.

“Ese dinero no hay que dárselo a los grandes clubes porque ese dinero es de la gente”, señaló la legisladora porteña en radio la red acerca de los 350 millones de pesos que el Estado había acordado con la AFA por la interrupción del Fútbol Para Todos. Denuncia malversación de fondos.

Su amparo tendría impacto directo, ya que el dinero es fundamental para que los clubes subsanen deudas y puedan comenzar el torneo el 3 de marzo.

A su vez, la legisladora recordó que Claudio “Chiqui” Tapia está imputado por una causa de 2015, inciada por una denuncia de la propia Ocaña, quien señala que el dirigente del Ascenso impulsa su candidatura para presidir la AFA gracias a los 100 mil pesos mensuales que cobra del CEAMSE, una sociedad del Estado.

Desde la mañana y hasta la tarde, las negociaciones se sucedieron en un hotel del microcentro porteño para tratar de saldar las discrepancias entre dirigentes de la AFA y de la FIFA y Conmebol. La disputa se centraba, específicamente, en determinar el organismo que aprobaría la integridad de los candidatos a presidir la AFA. Mientras que desde la AFA querían que fuera la propia asamblea, la Conmebol tenía otros plantes. Finalmente, será el ente sudamericano el encargado de esta tarea en primera instancia. Luego los candidatos deberán pasar por otros dos filtros: el Tribunal de Disciplina de la propia Conmebol y finalmente el Tribunal Arbitral del Deporte (el TAS).

Comentarios

Comentarios