En un centro de tatuajes de China, una clienta decidió hacerle una broma al tatuador, cuando mientras hacía su trabajo, un seno “explotó”.

En el video compartido en redes sociales se aprecia cómo el tatuador se encuentra trabajando el brazo derecho de una chica cuando, de repente, uno de los pechos estalla.

Inmediatamente, el asombro y el temor se apoderaron del profesional y sus asistentes, acostumbrados a hacer su trabajo prolijamente. Al final, la pantalla aparece en negro, pero se entiende que el hecho tan sólo fue una broma, de la que se desconoce si el hombre y sus ayudantes fueron cómplices o víctimas. Lo que sí se supo es que dicho seno era, en realidad, un globo de aire.

Mirá el video

 

Comentarios

Comentarios