Un chico de 17 años, llamado Kevin, que trabaja en un minimercado de San Luis fue atacado violentamente por un cliente: sufrió un golpe letal por el que perdió dos dientes.

Como se puede observar en la filmación, el joven fue a comprar un yogurt al comercio. Allí trabaja todos los días por la mañana, pero los jueves tiene franco.

Al llegar a la caja se topó con un hombre, al que identificó como Diego Jofré, quien tiene una concesionaria de automóviles frente al mercado. Kevin asegura que Jofré le reclamó por una gaseosa congelada, él le recordó que era su día de franco, comenzaron a insultarse y todo terminó con el cabezazo en la frente.

Desde ese momento no recuerda nada. Le contaron que se levantó y desplomó dos veces antes de llegar a su casa, a una cuadra del negocio. También que tomó un hierro y rompió el vidrio de un auto en la concesionaria, por lo que  sufrió un corte en la mano y le hicieron varios puntos.

Jofré, el dueño del vehículo, hizo una denuncia contra el menor por el vidrio roto; y los padres del chico lo denunciaron por la agresión al menor en la Comisaría Cuarta.