La Escuela Municipal de Danzas festejó su cierre de año

A sala llena los alumnos y alumnas de la Escuela Municipal de Danzas compartieron sus logros de 2019 con una muestra especial.

Una noche mágica se vivió este domingo en el Teatro Hispano, en el cierre de la Escuela Municipal de Danzas, donde más de 100 alumnas y alumnos de todas las edades, que concurren a los talleres de Danzas Clásicas, Contempo, Jazz, Danzas Árabes, Salsa y Bachata, y Flamenco, pudieron disfrutar y compartir sobre el escenario todo lo aprendido durante el año, en una puesta especialmente preparada para esta noche de gala.

La puesta inició con el blues “A Laprida”, el homenaje de Calavera Blues Band a nuestra ciudad; y fue allí donde desplegaron su danza Delfina Giles y Sol Della Maggiora, presagiando todo lo que vendría. Que incluyó en la primera parte donde el “retrodance”, jazz, pop, contempo y el blues se dieron la mano.

Se cerró el telón y al abrirse nuevamente dio paso a la danza árabe, danza milenaria que está llena de magia, erotismo y espiritualidad, danza propia de la naturaleza de la mujer que exalta su belleza y su femineidad. Desde las más pequeñas con toda su inocencia le pusieron ritmo a este segmento, al que se fueron sumando las alumnas de todas las edades quienes desplegaron junto a su profesora la sensualidad de esta danza.

Tras ello llegó la salsa y la bachata. Con origen en los boleros, en algunos ritmos africanos y el son cubano llegó este grupo para sumar ritmo y color a la noche. Un grupo de alumnas y alumnos que se presentaba por primera en un cierre de Talleres, y donde los bailarines deleitaron con una bachata, un mambo y salsa; en grupo y en parejas.

La palabra ballet tiene su origen Francia en el siglo XVII en y los bailarines acudían a las cortes a actuar ante los reyes. Su evolución y especialización ha sido continúa en técnicas y estilos. Entonces, entraron en escena las más pequeñas y pequeños de la Escuela Municipal de Danzas. Que junto a su profe fueron mostrando pasos y movimientos, su danzar.

El fluir de la danza, y la música, entrelazados; fusionándose, bailarinas y bailarines, en cuerpo y alma, entregados al ritmo.

Llegó así, el momento del flamenco. Fruto del mestizaje cultural gitano, árabe, cristiano y judío hoy es reconocido hoy como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la UNESCO, desde 2010. Arte originario de Andalucía, el flamenco aúna el baile, el cante y la guitarra.

Con paso dobles, fandangos, y distintos estilos musicales se fue tejiendo este segmento en el que las bailarinas hicieron sonar el tablado. Este momento contó con la participación musical de de los músicos Guillermo “Turco” Chiodi, guitarra y voz; Vicente Chiodi, trompeta; Ricardo Rodríguez, en violín; Roberto Fredes, en percusión; especialmente invitados para la ocasión.

Y así pasó la danza, en este cierre de la Escuela Municipal de Danzas. Un cierre que contó con momentos muy emotivos; uno de ellos fue la despidida de Delfina Giles y Sol Della Maggiora que egresaron de la Escuela.

Fue la culminación de una etapa iniciada hace doce años; y en el caso de Delfina, ésta inició su primer año de danza con el bailarín Esteban Irastorza y luego transitó junto a Sol sus diez años de aprendizaje de la mano de su maestra Alejandra Casemayor. Ambas bailarinas crecieron artísticamente en las salas de danzas del Complejo Municipal de las Artes y hoy son ejemplo de trabajo, disciplina y responsabilidad para todo el alumnado de la Escuela de danzas.

Finalmente llegaron los agradecimientos al staff de profesores, integrado por Melisa Pavón (árabe); Marcelo Cárdenas (salsa y bachata); Emilia Venzi (danzas españolas); Aimara Larraza (clásica); Florencia Silva (flamenco) y a la maestra y Directora de Cultura, Alejandra Casemayor (Flamenco y Contempo Ballet); que se hizo extensivo a los familiares que siempre acompañan a los bailarines y bailarinas, a los técnicos, y al Equipo del área Cultura.

Comments

comments