Femicida de Necochea asesinó a su mujer de dos disparos, uno a quemarropa

Guillermo Raúl Farías asesinó de dos tiros a su ex pareja, Natalia Bandiera, frente a sus dos hijas. Luego estuvo atrincherado cuatro horas en su casa de Necochea, provincia de Buenos Aires.

Farías, de 44 años, le disparó dos veces a Bandiera, de 43. Una de las balas dio en el abdomen y otra en la cabeza, informó el fiscal de la unidad de Delitos Especiales de Necochea, Eduardo Núñez, basándose en los resultados preliminares de la autopsia.

El hombre usó un arma calibre 38 y, según Núñez, el primer disparo dio “entre el pómulo y la sien” y el segundo fue “a quemarropa prácticamente, ya que fue a cortísima distancia”.

Núñez también confirmó en declaraciones televisivas que el femicidio ocurrió el domingo frente a dos niñas que estaban en la casa y que pudieron relatar el ataque. La mayor de ellas, de 12 años, es hija solo de Farías.

“De los primeros relatos de ellas, cuando son acogidas por un vecino, surge que él rompe la ventana e ingresa al domicilio, es más, es muy posible que los disparos los haya hecho en presencia de una o de la dos chicas”, relató el fiscal.

Farías le dijo a sus hijas que huyeran de la casa y ellas se fueron a lo de un vecino, que fue quien llamó al 911. El femicida estuvo atrincherado desde las 16 del domingo en el domicilio de Bandiera, ubicada en la calle 100 al 3600, del barrio Los Tilos.

Una semana antes la mujer había radicado una denuncia por violencia de género en su contra y una amiga de la pareja afirmó que se habían separado en otra oportunidad, pero había reanudado su relación porque él aseguró que “cambió”.

Núñez informó que Farías se atrincheró en la casa y le disparó a un policía que se acercó al lugar, pero el proyectil impactó a la altura del parante de la patrulla. Por eso además del femicidio se le imputará a Farías la tentativa de homicidio del efectivo.

Farías quedó alojado en la comisaría 1ra de Necochea, imputado por el delito de «homicidio agravado por el vínculo y por femicidio y tentativa de homicidio agravada por ser cometida contra un funcionario policial».

Las imágenes del femicida de Necochea impactan por su violencia. Aún armado, se lo ve en la puerta de la casa donde vivía su ex pareja. Y el caso ha tomado repercusión nacional por sus particulares características, a pocos días que se recuerde el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.

Los  vecinos en el lugar expresaron que lejos de tratarse de un hecho aislado, prácticamente todas las semanas se presentaban episodios de violencia en los que Bandiera era golpeada.

Comments

comments