Detuvieron en Olavarría a un profesor de teatro acusado de abuso en Tandil

Tiene 28 años y fue capturado por agentes de la Sub DDI local. Ya fue trasladado a la sede de justicia de la ciudad serrana, donde será indagado por la fiscal de la causa, que deberá además resolver su situación procesal.

En la ciudad vecina de Olavarría Personal de la Sub DDI local, en tareas conjuntas con efectivos de la Sub DDI tandilense, llevaron a cabo la detención de un joven de 28 años que era intensamente buscado en el marco de una investigación por “abuso sexual agravado”, que habría tenido como víctima a un niño de 4 años, en una agresión sexual que se habría registrado en el Jardín 901 de Tandil.

La medida había sido requerida por el doctor Ignacio Calonje, al frente de la fiscalía de Investigaciones Especiales, y avalada por la jueza de Garantías Stella Maris Aracil. El acusado fue identificado como Juan Rosso, tal cual lo exponen medios, que en las últimas horas además expusieron un escrito que habría divulgado el propio imputado buscando dar su versión de los hechos. “Quiero manifestar y dejar en claro que el hecho denunciado no sucedió, al menos como fue presentado”, publicó el matutino El Eco.

Lo que se denuncia no coincide con los testimonios de los tres niños en Cámara Gesell, los cuales dieron lugar a otras posibles hipótesis que no se refieren a mi persona y entiendo que hasta el momento no han sido investigadas”, avanza ese mismo documento, en el que luego se añade que “en tercer lugar, se encuentran como pruebas las declaraciones del personal del jardín, que afirman haberme visto junto al grupo dentro del SUM y ninguna oportunidad haber acompañado a nadie al baño. No conozco el baño del jardín, nunca fui y tengo testigos”.

Por último, concluye que “esta no es una denuncia más, y eso lo tengo y tuve muy en claro siempre. Es un hecho muy grave y aberrante, totalmente repudiable. Una denuncia de estas características es muy dañina y puede perjudicar a cualquier docente. Por eso no podemos dejar de prestarle atención a los niños, cuando quieran comunicarse hay que escucharlos y llegar a la verdad”.

El hecho en cuestión se registró a inicios de julio de este año y se conoció a partir del propio testimonio que el niño ofreció a sus padres. La denuncia fue radicada en la comisaría De la Mujer y la Familia de Tandil, en un episodio que despertó todo tipo de réplicas, dando lugar inclusive a movilizaciones en pedido de justicia.

Por lo pronto, el acusado ya fue trasladado a Tandil para que se cumplimenten las medidas legales correspondientes.

Fuente: infoeme

Comments

comments