Tandil: Dos operarios de Cerro Federación gravemente heridos por descarga eléctrica

El siniestro ocurrió en la mañana de ayer, dos trabajadores de la cantera de la ciudad de Tandil sufrieron severas quemaduras como consecuencia del estallido de un tablero eléctrico.

Un grave accidente laboral sucedió en las instalaciones de la cantera Cerro Federación S.A., ubicada en la Ruta Nacional Nº226 en el kilómetro 177, que dejó a dos operarios con severas heridas los que fueron llevados al Hospital y luego derivados al Sanatorio y a la Nueva Clínica Chacabuco, respectivamente, para su atención.

Por cuestiones que se tratan de establecer los trabajadores identificados como Pablo Fernando N, de 49 años de edad,  y Matías Emanuel Alsina de 35 años de edad, fueron alcanzados por un arco voltaico que le provocó importantes quemaduras en sus cuerpos.

Todo se desencadenó cuando las personas mencionadas fueron a conectar una soldadora eléctrica, registrándose una explosión en el tablero eléctrico que los terminó afectando severamente.

Ni bien se escuchó el estallido y los gritos de los damnificados, la desesperación se apoderó de los presentes que buscaron la manera de ayudar.

En medio de tanta confusión no se convocó a la ambulancia, ni tampoco hubo aviso a la policía. Los trabajadores entendiendo que ganaban tiempo directamente trasladaron a los heridos en vehículos particulares hasta el Hospital Ramón Santamarina.

Posteriormente por la ART, Pablo Fernando N fue derivado al Sanatorio Tandil ingresando directamente al sector de terapia intensiva donde fue estabilizado y permanece con ventilación mecánica.

En tanto que Alsina, por su obra social, fue llevado hasta la Nueva Clínica Chacabuco donde también fue alojado en la unidad de cuidados intensivos.

Desesperación

Uno de los trabajadores que pidió preservar sus datos filiatorios, indicó que “no sabemos qué fue lo que hizo estallar el tablero. Estábamos trabajando como todos los días, y de repente sentimos el ruido y los compañeros que estaban lastimados”.

Al ser consultado sobre porque no se convocó a la ambulancia, detalló que “es un momento que no se lo deseo a nadie. Minutos antes andaban laburando cerca y de repente los tenes quemados por una explosión. Salió cargarlos y llevarlos lo más rápido posible al Hospital. No hay una respuesta para eso. Pasó y  quisimos ayudar llevándolos cuanto antes a que los atiendan”.

Agregó que “además hasta que la ambulancia llegaba iban a pasar varios minutos y ese tiempo lo ganamos llevándolos”.

Por su parte este medio pudo entablar un breve diálogo telefónico con Néstor Fabián Romeo, quien cumple la función de capataz en la empresa. Señaló que “hay que aguardar las primeras 72 horas para ver como es la evolución de los trabajadores afectados”.

Sobre el siniestro que originó quemaduras diversas en dos personas indicó que “no sé mucho, no soy especialista en electricidad por lo que mañana (por hoy) llamando a la cantera van a tener más precisiones. Se hará el peritaje correspondiente para determinar qué fue lo que aconteció”.

Por último indicó que “lo que anhelamos es que los muchachos se puedan recuperar de lo ocurrido”.

Un herido fue trasladado

En cuanto a los heridos,  Matías Alsina, quien se encontraba en la Nueva Clínica Chacabuco, fue derivado anoche al Centro Médico Integral Fitz Roy de Capital Federal.

Cabe señalar que tras ser llevado por sus compañeros al Hospital Ramón Santamarina, fue asistido, entubado y derivado a la Chacabuco donde permaneció hasta alrededor de las 20.30 de ayer, momento en que la ambulancia partió rumbo a Buenos Aires.

Por lo que ese Diario pudo conocer, Alsina no tiene grandes quemaduras en su cuerpo, pero su estado es grave ya que tiene quemada la vía aérea. La explosión que se registró le afectó directamente su cara.

En tanto que Fernando N también presenta un grave cuadro de salud, con quemaduras en el rostro y cuerpo, no descartándose que pudiera ser trasladado a un lugar de mayor complejidad para su atención, por el momento permanece alojado en el área de cuidados intensivos del Sanatorio Tandil.

Fuente: eleco

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *