Nicole Neumann enfrentó a Verónica Lozano y Connie Ansaldi por el aborto

Nicole Neumann protagonizó un duro cruce en vivo en Cortá por Lozano, programa en el que es panelista, al exponer su postura en contra de la ley de legalización del aborto. Se animó a enfrentarse a la conductora y a sus colegas, quienes están a favor de que se apruebe la ley que en este momento está votándose en el Senado.

El punto más tenso del intercambio, fue cuando la top model contó que pasó por la situación de haber quedado embarazada sin desearlo, pero que decidió tener su hija porque consideraba que “esa vida no tenía la culpa”. A esto, Verónica Lozano le respondió: “Yo entiendo lo que decís, pero para mí la categoría de vida se la das vos con el deseo. Si yo no quiero ser mamá no soy mamá”, sostuvo.

Ante la insistencia de Neumann sobre la importancia de respetar la vida de otra persona, la conductora redobló la apuesta y la increpó: “Yo lo que no entiendo es cuál es tu problema, te lo digo con mucho respeto, de que yo decida abortar si no quiero tener un bebé”.

“Porque a mí me parece que nadie puede decidir sobre la vida de una persona”, repitió la panelista. “Para mí no es una vida”, le respondió la presentadora, y la rubia, tajante, la contradijo: “Bueno, para mí sí”. “Bueno ¿entonces por qué no me dejás a mí que yo haga lo que quiera?”, le cuestionó Vero.

Luego, Niki comenzó a describir lo que sucede mientras se está practicando el aborto: “Hay un corazón que late. Hay documentos que muestran el feto queriéndose escapar de las pinzas que lo quieren arrancar. Es tremendo”, resumió con dolor. “Parece ciencia ficción, pero lo respeto”, acotó Vero incrédula, a lo que la top model aseguró: “Pero es real. Hay documental real de esto, que no es ciencia ficción”.

Luego recordó los embarazos de sus nenas, fruto de su relación con su ex marido, Fabián Cubero. “Tres corazones escuché, entre las cuatro y las seis semanas. No me lo contó nadie. No es como estas chiquitas que nunca tuvieron un bebé adentro”, dijo en referencia a las jóvenes que apoyan el aborto.

“No digas despectivamente ‘estas chiquitas'”, la corrigió Lozano. “No lo digo despectivamente. Estoy diciendo que no sintieron como mamá el amar a una persona que me mandó la vida, que se gestó dentro mío”, aclaró la diosa.

“Está bien, pero hay mujeres que no quieren ser mamás”, acotó Connie Ansaldi. “Pero yo nunca hubiera rechazado ese regalo de la vida”, le contestó Niki. Su colega levantó el tono de voz y la cuestionó: “¡Pero no podés pensar por vos! Menos mal que no sos legisladora, porque estuviéramos todas muertas”.

Sin inmutarse, volvió a reafirmar su postura: “No es pensar por mí. Vos no podés decidir quién muere y quién vive, Connie. Eso es el pedantedismo”, le respondió duramente.