Atlético Tucumán se hizo fuerte en casa y consiguió un 2-0

Atlético Tucumán se hizo fuerte en casa y logró una buena diferencia para la vuelta en Colombia. Derrotó 2-0 a Atlético Nacional en la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores con los goles de Leandro Díaz y Guillermo Acosta.

Los tucumanos fueron una piedra en el zapato, incomodaron en todo momento a su rival mostrando mucho carácter. Se pusieron en ventaja aprovechando el blooper del arquero Fernando Monetti, que quiso salir jugando y le regaló la pelota a Díaz antes de los 10 minutos.

El gol que estiró la ventaja lo hizo Acosta a los 25 minutos del ST: corrigió con la cabeza un remate que había pegado en el travesaño del goleador Díaz.

Con el orgullo herido, Nacional intentó conseguir el gol de visitante pero se le cerraron los caminos. Apenas contó con un cabezazo de Moreno que se fue al lado del palo, poco para el campeón de la edición 2016.